Dirección

Francisco I. Madero No. 540-1 Col. Del Prado Reynosa, Tamaulipas.
Sábado: 8:00 a 13:00 hrs.
+ (52) 899-930-0270
+ (1) 956-731-9189
contacto@mangagastricaendoscopica.com

Procedimientos

Hola

+ (52) 899-922-3767 + (1) 956-731-9189
contacto@miendoscopia.com

Pacientes

Conoce a Alan

Mi nombre es Alan, soy de la ciudad de León, Guanajuato. Quiero compartir mi experiencia del procedimiento de manga gástrica endoscópica a la que me sometí con los doctores Caramés. Antes quisiera contarles algo de mis antecedentes, desde niño siempre sufrí de sobrepeso,debo aclarar que mis problemas con el sobrepeso no eran de índole de personalidad, no podría decir que la obesidad me llevó a tener complejos, más bien, me llevó a nunca poder detenerme de comer, y siempre que había oportunidad de consumir cualquier alimento en cualquier cantidad, yo no podía detenerme hasta sentirme mal, esta mala educación de mi estómago, me llevó a comer siempre por instinto, por compulsión.
Para mis 35 años, yo pesaba 160 kilos, tenía muchas adicciones a ciertos productos, comía mucho pan, mucho café, mucha carne, y siempre obligaba a mi familia y a mis amistades cercanas a complacer mis antojos.
Desde luego mis familiares se preocupaban de mi, en una ocasión, me convencieron de tener una consulta con un bariatra. Esta persona me explicó el procedimiento de la manga gastrica quirúrgica y bueno,  sólo logró provocar en mí un miedo a quedar mutilado. Después de eso intenté ponerme a dieta y hacer ejercicio, durante algunos meses bajaba hasta diez kilos pero, nuevamente regresaba a mis hábitos y a recuperar de nuevo mi peso.


Hace un par de años conocí a los doctores Caramés por medio de una conferencia que dieron y explicaron los hábitos correctos para la alimentación y algunos procedimientos que habían para ayudar a las personas que padecen obesidad. Me interesé en su forma de trabajar pues no solamente ofrecían una operación, sino una rehabilitación integral para la salud. Inicié mi tratamiento con ellos e inicialmente me iban a realizar un procedimiento diferente, pero al acercarse la fecha me hablaron sobre un nuevo procedimiento llamado manga gástrica endoscópica y sobre sus beneficios contra los demás, y por supuesto me dio mucha confianza pues además de no ser una cirugía tampoco se requiere realizar cortes en el estómago. Así que el año pasado me sometí a este procedimiento en la ciudad de Reynosa.


Los doctores siempre han sido muy amables y están siempre dispuestos a resolver todas las dudas y dar seguimiento para que el proceso tanto antes, durante y después del procedimiento sea un éxito. No puedo decir que la manga gástrica por si sola te soluciona la vida, porque si es importante que uno esté consciente del problema que tiene y estar dispuesto a bajar de peso y aprender a tener dominio de uno mismo para cambiar todos los hábitos incorrectos, eso es algo que ningún nuevo método, ni otras personas pueden hacer, pero cuando uno realmente ha decidido cuidar del cuerpo, entonces se convierten en herramientas muy valiosas para lograr la meta, además del apoyo de familiares y amigos, que también deben estar dispuestos a cambiar el entorno.


Actualmente peso 122 kilos, he bajado en total 38 kilos y la meta es llegar a mi peso en unos meses más. Realmente me siento mucho mejor, ha sido muy gratificante poder volver a usar ropa que ya no me quedaba desde hace mucho tiempo y ya hasta me queda grande, y empezar a encontrar ropa que antes ni podía considerar poder usar debido a que sólo había ropa muy aseñorada de mi talla. Y pues obviamente, lo más importante es que como muchísimo menos, me siento satisfecho más rápido, mi estómago lo siento mucho mejor e inclusive ya no padezco de muchas enfermedades  comunes que antes constantemente tenía. Espero que el compartir mi experiencia con otras personas les ayude a tomar la decisión, les agradezco mucho a los doctores Caramés que siempre nos han brindado un servicio de excelencia y realmente me han dedicado mucho tiempo y atención para lo que necesito.

Les quiero compartir mi experiencia con la manga gástrica endoscópica. Antes de someterme al procedimiento pesaba 165 kilos, sufría de dolor de rodillas, agobio al respirar, dolores de cabeza constantes y malestar estomacal, algunos meses antes empecé a cambiar mi dieta y a tomar algunos medicamentos para prepararme y que mi estómago estuviera listo. El día que me realizaron la manga gástrica el doctor que la realizó pasó antes a mi lugar a platicar conmigo y mi esposa y nos explicó a detalle lo que se iba a hacer y resolver dudas. Duré alrededor de 4 horas en el quirófano y posteriormente me llevaron a mi habitación en donde sólo estuve una noche y al siguiente día me dieron de alta. No puedo decir que haya sufrido mucho dolor, sólo algunos cólicos que se calmaban con el medicamento, y la sensación del estómago tenso, esto duró alrededor de dos semanas pero fue disminuyendo en forma gradual ya que fui muy cuidadoso de obedecer las indicaciones de los doctores, digamos que fue de alguna manera incómodo pero muy tolerable y nada comparado con una cirugía. Lo que podría considerar más difícil fue la parte de la alimentación pues es empezar a comer desde cero, para que el estómago se vaya recuperando, las 2 primeras semanas son las más complicadas pero realmente el apoyo de la familia es fundamental, pues se deben cambiar todos los hábitos desde la casa. No duré mucho tiempo en la recuperación, sólo la primera semana es reposo relativo y cuidados generales como no cargar cosas pesadas, etc., la segunda semana ya empecé a hacer mis actividades normales e inclusive salí de viaje, obviamente apegándome a todas las indicaciones de los doctores. Necesité mucha disciplina para cuidar de mi estómago y no salirme de las indicaciones pues en algunas ocasiones tuve que lidiar conmigo al tener antojos y cambios de humor, por eso es muy importante el apoyo y comprensión de la familia durante el proceso . En la primera semana bajé 10 kilos e inmediatamente vimos resultados, a partir de ahí he ido bajando gradualmente con la ayuda de la dieta y del ejercicio que empecé a hacer unos meses después. También el tratamiento recomendado para la flacidez de la piel me ha ayudado mucho pues a la fecha conforme he bajado de peso mi piel se ha ido recuperando. Los malestares que tenía antes del procedimiento han disminuido en forma considerable y actualmente he bajado 43 kilos y aún me faltan otros 20, pero realmente es gratificante que cada semana que damos seguimiento y me peso, estoy más cerca de la meta.

Otros pacientes